Despacho gratis dentro de la RM por compras iguales o superiores a $34.990 (excepto comunas rurales), recibe en 48 horas hábiles, incluso en las comunas en cuarentena! Pedidos recibidos antes de las 12 PM se despachan el mismo día!
info@petnatura.cl | Whatsapp: +56932856590

¿Cómo cuidar la piel de nuestras mascotas?

Cuando hablamos de la apariencia de nuestras mascotas una de las primeras cosas que se nos viene a la mente es un pelaje suave y brillante, pero ¿conocías su relación directa con la salud de la piel?, específicamente con la barrera cutánea, que es la capa más superficial y resulta ser la principal defensa frente a las agresiones del ambiente (sol, smog, alérgenos, humo del tabaco), etc. De hecho, un pelaje suave y brillante es el reflejo de que esta capa se encuentra saludable.

Cuando la barrera cutánea resulta dañada aparecen ciertos signos que nos deben llamar la atención: piel seca o descamada, manto deslucido, pelos que se caen, áreas enrojecidas, excesiva picazón u olor desagradable. Una higiene adecuada y la visita regular al veterinario, ayudarán a detectar en forma temprana alteraciones en la piel y corregirlas a tiempo.

Tanto perros como gatos tienen necesidades específicas en torno al cuidado y la salud de la piel, en ambos casos, la clave para que estén saludables es brindarles el mayor cuidado tomando en cuenta varios aspectos, que van desde los baños y alimentación hasta los productos que le aplicamos.

Aquí te contamos algunos tips que debes tener en cuenta para el cuidado de la piel y pelaje de tu mascota:

• Es fundamental una alimentación de buena calidad, ya que el tipo de nutrientes, el origen de los mismos y una dieta perfectamente balanceada se reflejan en la salud de la piel.
• El cepillado frecuente también es importante, especialmente en las razas de perros de pelo largo y en aquellas en las que el pelo crece en forma continua, para retirar el pelo “muerto” y evitar que se formen nudos.
• En los gatos también es importante el cepillado regular, en especial en los de edad avanzada, ya que muchas veces a causa de dolores articulares, no se logran acicalar la zona cercana a la cola y se forman importantes nudos.

LA HORA DEL BAÑO

• Los baños son muy importantes: aportan higiene y ayudan a barrer los alérgenos:

• Mantener temperaturas templadas tanto para el agua del baño como para el secado. El secado del pelo con calor luego del baño puede deshidratar la piel, por eso es importante que no apliques altas temperaturas.

• Utilizar productos hipoalergénicos, nutritivos y libres de colorantes, para restituir la barrera protectora de la piel. Un shampoo con pH neutro es una muy buena opción ya que limpia sin dañar la piel.

• Por último, es primordial proteger la piel de tu mascota durante todo el año: en primavera o verano, los problemas de piel se incrementan debido a la intensa radiación solar, la mayor concentración de humedad, los alérgenos o el contacto con el agua del mar. Y durante otoño e invierno, el frío, el viento, los ambientes secos o en extremo calefaccionados, hacen que la piel de los animales se deshidrate con mayor facilidad. Recuerda: ante cualquier duda consulta con el Médico Veterinario, quien junto a la prevención son tus mejores aliados para cuidar de su salud.

¿ CON QUÉ FRECUENCIA BAÑO A MI PERRO?

    La frecuencia del baño es importante, ya que bañar con demasiada frecuencia a nuestra mascota puede despojarle de su defensa natural, que es su manto graso y perjudicar su pH.  Una frecuencia apropiada para el baño es cada 15 a 60 días.

    No debemos abusar de los baños, sobretodo, en aquellos perros que tienen tratamiento antiparasitario contra pulgas y garrapatas, porque si exponemos a nuestro perro a numerosos baños podemos alterar el aceite natural de su piel y restar eficacia de los tratamientos.

    Es muy importante que evites bañar a tu perro con cualquier shampoo. Apuesta por shampoo específicos para perros, ya que tienen un pH de piel diferente al nuestro que hace su piel más delicada.

    LA DERMATITIS ATÓPICA EN PERROS: UN TRASTORNO EN AUMENTO

      La Dermatitis Atópica Canina (DAC) es una enfermedad inflamatoria de la piel de nuestros canes, causada por una hipersensibilidad o alergia a algunos componentes ambientales que llamamos alérgenos, entre los que se encuentran los ácaros del polvo o del almacenamiento de alimentos, pólenes y mohos. Su origen es desconocido, pero se sabe que existe un componente genético importante y que el estado de la piel es un factor determinante en su aparición.

      ¿Cómo la identificamos?

      La característica fundamental de la Dermatitis Atópica Canina es la picazón. Las lesiones primarias causadas por la reacción alérgica suelen localizarse en las zonas donde la piel es más sensible: cara, cara interna de los pabellones auriculares, cuello, axilas, ingles, abdomen, periné, cara ventral de la cola, zonas de flexión de las extremidades y espacios interdigitales.

      Al principio encontraremos zonas enrojecidas, granitos, descamación e irritación de la piel, pero si el problema avanza y el rascado persiste, las lesiones se agravan, convirtiéndose en piel endurecida y ennegrecida, y zonas sin pelo más o menos extensas. A menudo podemos encontrar perros con otitis externa bilateral, conjuntivitis bilateral o infecciones secundarias por bacterias o levaduras.

      En aquellos perros con dermatitis atópica, en fundamental utilizar un shampoo para pieles sensibles, que ayudará a mantener su piel hidratada y protegida.

      Hola